logo Habilmind

Centro de Soporte

Tel. de España: 900 52 58 57 - info@habilmind.com
Bienvenido

Centro de soporte

¿Qué son las habilidades del aprendizaje?

Última modificación: 31-05-2012 12:04PM CEST
Las habilidades del aprendizaje son las destrezas de que dispone una persona para aprender, es decir:
  1. Como capta la información que ve, lee y oye.
  2. Que hace para procesar esa información.
  3. Como la guarda en la memoria.
  4. Como la utiliza para razonar y resolver problemas.

 

En Habilmind clasificamos las habilidades en 5 grandes grupos:
  1. Habilidades de procesamiento
  2. Habilidades de Manejo de la Información
  3. Indicadores de Visión
  4. Habilidades de Lectura
  5. Habilidades Aritmético-Matemáticas

 



1. Habilidades de procesamiento


Son las relacionadas con la captación de la información, la memorización, la evaluación de dicha información y la producción convergente, es decir el uso de la información para la solución de problemas.


 
 

Captación de la información


La captación de la información es el primer proceso que realiza la mente para adquirir los datos necesarios y convertirlos en conocimiento. Aristóteles decía que "todo conocimiento empieza por los sentidos"; esta afirmación describe que la inteligencia humana necesita el aporte de datos por parte de cualquiera de los sentidos, sobre todo la vista. 
 
Además del ingreso visual o auditivo de la información, el aprendizaje académico depende mucho de la palabra; el vocabulario es uno de los ingredientes para captar la información de manera completa, clara y precisa. 
 
En la captación de información interviene de manera determinante el ritmo de vida: los alumnos con ritmo de vida lento requieren de más explicaciones y mayor tiempo para alimentar su mente con los datos que serán transformados en conocimiento. Una vez que aprenden, suelen tener profundidad y consistencia. Los alumnos de ritmo rápido dan la sensación de brillantez, aunque su aprendizaje puede ser superficial y propenso a la dispersión.
 
Las habilidades específicas de la captación son las siguientes:
 
  • Clasificación y orden mental (CCF) 
  • Primer nivel de lectura comprensiva (CRM) 
  • Manejo de hipótesis o teorías (CRS) 
  • Orientación espacial (CSF) 
  • Seguimiento de instrucciones e información extensa (CSM) 
  • Captación de los hechos numéricos (CSS) 
  • Perspectiva espacial (CTF) 
  • Captación visual (CUF) 
  • Vocabulario (CUM)


Evaluación de la Información


La evaluación se puede considerar también juicio crítico, análisis de problemas y toma de decisiones; es un proceso centrado en seleccionar la mejor información disponible en la memoria para convertirla en solución. 
 
Cuando este proceso es lento, las personas son indecisas o requieren de mayor tiempo para llegar a una conclusión. Si la evaluación es rápida se tiene el riesgo de impulsividad o generación de decisiones poco consideradas. 
 
Muchos problemas de conducta se deben a una evaluación pobre sobre las mejores alternativas de reacción ante un estímulo social. Cuando hablamos de "criterio" en la vida diaria, también nos referimos al proceso de evaluación, que puede ser educado con el enfrentamiento controlado a la ambigüedad o ejercicios donde la decisión debe intervenir.
 
Las habilidades relacionadas con la Evaluación de la Información son las siguientes:
  • Análisis visual (ECF) 
  • Criterios simbólicos (ECS) 
  • Evaluación aritmética (ESS) 
  • Discriminación visual (EUF) 


 

Memoria de la Información


La memorización de la información es el segundo paso en el procesamiento de la información; la memoria es el "banco de datos" del conocimiento; después de haber capturado los elementos necesarios para la inteligencia, éstos se guardan en la memoria. 
 
El adecuado almacenamiento de información depende de la atención y de la clasificación de los datos. La mente normalmente no tiene problemas de almacenamiento sino de evocación: si los datos se han captado mal o se han clasificado deficientemente, la evocación resulta inadecuada. 
 
La tensión también es un enemigo natural de la memoria, por eso el nerviosismo puede bloquear totalmente la memoria y dejarla en blanco. La relajación, por el contrario, genera un ambiente propicio para el funcionamiento de la memoria.
 
Las habilidades relacionadas con la Memoria de la Información son las siguientes:
  • Memoria lógica (MIS) 
  • Memoria de secuencias auditivas (MSSa) 
  • Memoria periférica incidental (MUF) 
  • Memoria y atención auditiva (MUSa) 
  • Memoria y atención visual (MUSv)


Solución de Problemas


La solución de problemas es una producción convergente: utilizamos la información que captamos, que está disponible en la memoria y que hemos seleccionado como "mejor respuesta"; la aplicación efectiva de esta decisión es una solución a un problema. 
 
Las personas con alto perfil en este proceso manifiestan efectividad y eficacia en el área donde utilizan específicamente una información. Por otro lado cuando se rompe el flujo de la información, llegamos hasta la elaboración de un buen plan de trabajo pero no alcanzamos la aplicación del mismo. 
 
Todos los conocimientos deben llegar a los niveles de aplicación para convertirse en una competencia; ésta es un hábito de solución de problemas, que es uno de los objetivos terminales en el aprendizaje formal.
 
Las habilidades relacionadas con la Solución de Problemas son las siguientes:
  • Lógica general (NIS) 
  • Solución de problemas aritméticos (NSS) 
  • Lectura rápida y precisa (NTS) 


 

2. Habilidades de Manejo de la Información


Este grupo de gráficas se refiere al manejo de la información que realiza la mente; todos los datos tienen alguna de estas presentaciones. 
 
El contenido FIGURATIVO es la información directa, sin interpretaciones; las asignaturas que, sobre todo, tienen este contenido son: la plástica, la tecnología, los deportes o la educación física. 
 
El contenido SIMBÓLICO se refiere a la relación de un dato captado directamente con otra que es la determinante. Las asignaturas que son esencialmente de este contenido son: matemáticas, física, química, música; en la vida diaria, la interpretación de las señales de tráfico dependen del conocimiento de los símbolos. 
 
El contenido SEMÁNTICO implica el manejo del significado de una palabra o mensaje, incluye diferentes niveles de interpretación y por esa razón diferentes personas pueden llegar a diferentes conclusiones sobre un mismo mensaje. Las asignaturas que sobre todo dependen de este contenido son: lectura comprensiva, historia, filosofía y todas las áreas humanísticas. Estas gráficas son útiles también para la orientación profesional.


 
 

Estilo de Aprendizaje Figurativo


El manejo de los contenidos figurativos se refiere a la facilidad para procesar en forma rápida y efectiva aquella información captada directamente sin la mediación de un símbolo o sin una interpretación necesaria para entenderla. 
 
Aquí se incluye la mayoría de las artes plásticas, los deportes, actividades espaciales, tecnología y manualidades. 
 
Los alumnos con un alto perfil en este estilo suelen ser considerados como personas prácticas y hábiles manualmente; sobresalen en deportes, orientación espacial o en arte. Los alumnos "figurativos" aprenden mejor con mapas mentales, grabaciones auditivas de contenidos, ejemplos, metáforas, juegos de palabras.
 
Las habilidades relacionadas son:
  • Clasificación y orden mental (CCF) 
  • Orientación espacial (CSF) 
  • Perspectiva espacial (CTF) 
  • Captación visual (CUF) 
  • Análisis visual (ECF) 
  • Discriminación visual (EUF) 
  • Memoria periférica incidental (MUF)



Estilo de Aprendizaje Semántico


El contenido semántico de la información es el más abstracto pues incluye la captación de un significado. Todos los datos pueden ser interpretados en formas múltiples, sobre todo cuando involucran al lenguaje; por esta razón, las asignaturas o profesiones dependientes de este estilo suelen ser prioritariamente lingüísticas e interpretativas. 
 
Las asignaturas humanísticas (literatura, filosofía, lectura comprensiva en todas sus formas sobre todo conceptual) así como el seguimiento de instrucciones verbales (orales o escritas) dependen de un alto manejo semántico. 
 
Los alumnos con alto perfil en este estilo suelen sobresalir en el manejo de la palabra, el debate, la interpretación lingüística y la verbalización. Los alumnos "semánticos" aprenden mejor con mapas conceptuales, explicaciones orales o escritas, lecturas.
 
Las habilidades relacionadas son:
  • Primer nivel de lectura comprensiva (CRM) 
  • Seguimiento de instrucciones e información extensa (CSM) 
  • Vocabulario (CUM)



Estilo de Aprendizaje Simbólico


Los contenidos simbólicos forman parte esencial de mucha información relacionada con las matemáticas, la física y la música, entre otras áreas del saber humano. En estos campos, la información captada directamente no es más que el medio que representa la realidad que es el objetivo del conocimiento. Los alumnos "simbólicos" aprenden mejor con diagramas de flujo, creación de esquemas con simbología creativa, pocas palabras y mucha lógica visual.
 
Las habilidades relacionadas son:
  • Manejo de hipótesis o teorías (CRS) 
  • Captación de los hechos numéricos (CSS) 
  • Criterios simbólicos (ECS) 
  • Evaluación aritmética (ESS) 
  • Memoria lógica (MIS) 
  • Memoria de secuencias auditivas (MSSa) 
  • Memoria de secuencias lógicas captadas visualmente (MSSv) 
  • Memoria y atención auditiva (MUSa) 
  • Memoria y atención visual (MUSv) 
  • Lógica general (NIS) 
  • Solución de problemas aritméticos (NSS) 
  • Lectura rápida y precisa (NTS)



3. Indicadores de Visión


En este diagnóstico se evalúa la visión por el gran impacto que tiene en el aprendizaje. Hay una diferencia entre "vista" y "visión". La vista es la respuesta física del ojo ante la luz y normalmente nacemos con ella. La visión es la forma en que el cerebro procesa la información captada por la vista; según esta diferencia, el ser humano necesita aprender a convertir en aprendizaje la información captada por la vista. 
 
Las habilidades visuales más importantes son: el movimiento ocular sobre un material de lectura o escritura (el nombre técnico es movimiento sacádico): este recurso propicia una lectura fluida, sin saltar letras o renglones; la binocularidad: el trabajo en equipo de los dos ojos que hacen una fusión sobre las palabras en el papel. La flexiblidad acomodaticia: el cambio de foco cerca-lejos. 
 
Normalmente, la posición corporal es un indicador confiable de las habilidades visuales: la lectura arrítmica, lenta o imprecisa refleja problemas de movimientos oculares; la cabeza inclinada al leer manifiesta problema en la binocularidad y la excesiva cercanía de la cabeza sobre el papel acusa una deficiente flexibilidad acomodaticia. Estas habilidades no necesariamente tienen relación con problemas de salud ocular como la miopía o el astigmatismo; pero si éstos son padecidos por el alumno muy seguramente repercutirán negativamente en las habilidades visuales. Por último, es necesario considerar que un 80% de la información que procesa el cerebro humano entra por la visión; de ahí la gran importancia de cuidar su eficaz funcionamiento.
 
En este diagnóstico damos especial importancia a la visión por su enorme repercusión en el aprendizaje. Cerca del 80% de la información que entra al cerebro lo hace por la visión. Es diferente la vista que la visión; la primera es la reacción física del ojo ante la luz y si no tenemos una deficiencia orgánica, tenemos vista. En cambio la visión es un proceso intelectual y es la forma en que el cerebro entiende la información recibida por la vista. En este aspecto, es necesario desarrollar la visión. En el diagnóstico medimos la visión y no la vista. En esta plataforma encontrarás una rama completa para afinar el diagnóstico y para incrementar las habilidades de visión.
 
Las siguientes 5 habilidades condicionan los indicadores de visión:
  • Discriminación visual (EUF) 
  • Memoria de secuencias lógicas captadas visualmente (MSSv) 
  • Memoria periférica incidental (MUF) 
  • Memoria y atención visual (MUSv) 
  • Lectura rápida y precisa (NTS)



4. Habilidades de Lectura


La lectura es la herramienta que, por sí sola, garantiza el aprendizaje de por vida. La mayoría de los problemas académicos tienen una relación directa con dificultades en la lectura o el lenguaje, dado que todas se transmiten por este medio. Existen dos grupos de habilidades de lectura: 
 
1) Preparación a la lectura o lectura mecánica: cuando estas habilidades funcionan eficazmente, la persona lee con fluidez, puntuación, cadencia y sin excesivo cansancio físico.
 
2) Conceptualización o lectura comprensiva: en este caso, la persona capta el significado de la lectura, sobre todo cuando ésta contiene conceptos o vocabulario abstracto. Si la lectura es sólo descriptiva o concreta, muchas veces pasa desapercibida la deficiencia en estas habilidades.


 
 

Lectura (Conceptualización)


La lectura comprensiva o conceptualización es uno de los bloques de habilidades más importante por su trascendencia en el desarrollo académico. La lectura por sí misma se convierte en la herramienta más utilizada en el aprendizaje autónomo y de largo alcance (lifelong learning). 
 
Normalmente la medición de la lectura comprensiva es inadecuada porque los textos propuestos son descriptivos o narrativos, cuando deberían proponerse textos conceptuales o ideológicos para detectar realmente si están asentadas las habilidades de conceptualización.
 
En la lectura comprensiva interviene vocabulario abstracto, contenidos conceptuales, información extensa y requiere de manejo de implicaciones: causas, consecuencias, secuelas. Obviamente este objetivo se alcanza de manera gradual, considerando la evolución intelectual del niño; pero sobre todo a partir de cuarto de primaria, tendríamos que enfatizar la propuesta sobre textos que desarrollen la lectura comprensiva.
 
Las habilidades relacionadas son:
 
  • Primer nivel de lectura comprensiva (CRM) 
  • Seguimiento de instrucciones e información extensa (CSM) 
  • Vocabulario (CUM) 
  • Memoria periférica incidental (MUF) 
  • Lectura rápida y precisa (NTS)


Lectura (Preparación)


La preparación a la lectura es conocida como lectura mecánica. En el diagnóstico diferenciamos la lectura en dos partes por estrategia de intervención educativa, pues en la práctica no se separa la preparación a la lectura de la conceptuación: funcionan al mismo tiempo. 
 
En la preparación a la lectura interviene el manejo de los contenidos simbólicos de la lectura: reconocimiento de las palabras y de sus signos de puntuación. En este proceso juega un papel protagónico la visión, pues de ella depende toda lectura. Cuando estas habilidades están en buen nivel, es notoria la fluidez, entonación, velocidad y precisión de la lectura, pero no medimos la comprensión del contenido del texto, que corresponde a la conceptuación, el otro bloque básico de la lectura.
Las habilidades relacionadas son:
  • Clasificación y orden mental (CCF) 
  • Captación visual (CUF) 
  • Análisis visual (ECF) 
  • Discriminación visual (EUF) 
  • Memoria de secuencias lógicas captadas visualmente (MSSv) 
  • Memoria y atención visual (MUSv)


5. Habilidades Aritmético-Matemáticas


En el diagnóstico hay una diferencia entre las habilidades que condicionan el aprendizaje de la aritmética y de la matemática. La aritmética incluye el adecuado manejo de las cuatro operaciones fundamentales, que se ejercitan sobre todo en la primaria; el universo mayor es el comprendido por las matemáticas que incluye una simbología más extensa y diferente a la aritmética. 
 
Es conveniente recordar que en este diagnóstico se detectan las habilidades que condicionan el razonamiento matemático, pero no el resultado concreto que logre la persona evaluada, pues en ocasiones, la falta de habilidad es suplida con mayor inversión de tiempo o de esfuerzo.


 

Habilidades Aritméticas (básicas)


La evaluación de habilidades considera por separado la aritmética de las matemáticas por un criterio de intervención estratégica. Este bloque se refiere al manejo fluido y preciso de las cuatro operaciones fundamentales: suma, resta, multiplicación y división con todas las variables posibles y a nivel de aplicación. Dado que la aritmética fundamenta muchos de los procesos matemáticos, es conveniente detectar un dominio adecuado de las operaciones para garantizar las siguientes etapas.
 
Las habilidades relacionadas son:
  • Captación de los hechos numéricos (CSS) 
  • Criterios simbólicos (ECS) 
  • Evaluación aritmética (ESS) 
  • Memoria de secuencias auditivas (MSSa) 
  • Memoria y atención auditiva (MUSa) 
  • Solución de problemas aritméticos (NSS)


Habilidades Matemáticas (avanzadas)


En las habilidades matemáticas incluímos el álgebra, la trigonometría, la geometría y las aplicaciones superiores de la aritmética. La separación de las habilidades aritméticas sigue un criterio de intervención estratégica para atender de manera gradual y sistemática el desarrollo de los pre-requisitos para el aprendizaje.

Habilidades relacionadas:
  • Manejo de hipótesis o teorías (CRS) 
  • Orientación espacial (CSF) 
  • Perspectiva espacial (CTF) 
  • Lógica general (NIS)

También te puede interesar:
¿Qué mide la prueba de Habilidades? Descripción de cada una de las 22 habilidades.